Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Aforismo

Críticas cinematográficas y análisis fílmicos
Super Mario Bros, el videojuego más exitoso de todos los tiempos, fue creado por Shigeru Miyamoto.

Cine y videojuegos, una relación simbiótica

Algo que nos gusta a todos o a casi todos los cinéfilos son los videojuegos. Es bien sabido que el cine y los videojuegos guardan una estrecha relación. ¿Qué amante del cine no ha pasado horas y horas jugando a ‘Super Mario Bros’, ‘World of Warcraft’, ‘Halo’ o ‘Civilization’, esa maravilla creada por Sid Meier para disfrute y tortura de las mentes más estrategas (y adictivas)? Son muchos los videojuegos que han sido llevados a la gran pantalla con más o menos fortuna, como ‘Las tortugas ninja’ o ‘Super Mario Bros.’ (que interpretó Bob Hopkins –quién, si no, podía encarnar a nuestro fontanero favorito–), o más recientemente ‘Dragon Ball’, un proyecto de lo más fallido, horroroso, que no hizo justicia al aclamado manga de Akira Toriyama. A esta lista se pueden sumar disparates como ‘Street Fighter’ y otras un poco más logradas y protagonizadas por heroínas como ‘Resident Evil’ (Milla Jovovich) y ‘Tomb Raider’ (Angelina Jolie). También hay películas que en sí mismas son un videojuego, como ‘Tron’, que hace unos años conoció una secuela producida por Disney, o la apocalíptica ‘Juegos de guerra’, de John Badham.

'Tron' es una película convertida en videojuego.Los que crecimos en la convulsa década de los 80 conocimos, aprendimos y disfrutamos del Spectrum, Atari, Lego y los juegos Arcade, como el mítico Space Invaders, y en los 90 nos sumergimos en los libros de ‘Elige tu propia aventura. Timun Mas’ y en las aventuras gráficas tipo ‘Monkey Island’, tan parecida a ‘Los Goonies’. Si vosotros también añoráis aquellos tiempos, o si simplemente os gustan los videojuegos, os recomiendo visitar la web de El País de los Juegos, donde podéis encontrar infinidad de juegos gratis de todos los géneros: fútbol, guerra, motos, zombis, etc. De hecho, los juegos están divididos por categorías: carreras, habilidad, acción, chicas y lógica. Es como un cajón de sastre. Tienen de todo, desde Frozen a Mario Bros pasando por el clásico Sonic o los más recientes Angry Birds y Candy Crush. Para pasar un rato divertido es ideal. No te cansas nunca de jugar. Es realmente adictivo, y lo peor que tiene es que, como te descuides, se te ha pasado la tarde volando, ¡y tú sin dar un palo al agua!

El País de los Juegos es un portal con infinidad de minijuegos gratuitos.Y si tenéis un espíritu infantil y os gustó ‘Gru, mi villano favorito’, aquí podéis jugar con los simpáticos minions y protagonizar toda clase de disparatadas aventuras, como lanzarse al espacio o recoger estrellas y monedas. Es casi como ser el protagonista de vuestra propia película, una película donde siempre vencen los malvados.

Además, el País de los Juegos también ofrece juegos orientados al público femenino. Las chicas que hayan leído o que hayan visto y disfrutado de la serie ‘Ever After High’, basada en las famosas muñecas de Mattel, pueden entretenerse maquillando, peinando y cambiando el estilismo a las hijas de Cenicienta, Blancanieves o la Reina Malvada, y elegir entre las royals y las rebels. Un cuento de hadas de belleza y colores a un solo golpe de clic.

En fin, espero que mis recomendaciones os hayan servido si en un momento dado estáis aburridos y no sabéis qué hacer y de pronto os apetece matar el rato con uno de esos videojuegos que os devuelven a vuestra infancia, o que os recuerdan aquella película que tanto os gustó.

Tags: Cine, videojuegos, Super Mario Bros, Las tortugas ninja, Tomb Raider, Resivent Evil, Civilization, Monkey Island, Tron, Juegos de guerra.

subir

Óscar Bartolomé

Sobre El Parnasillo

Sobre El Parnasillo
El Parnasillo es una página cultural con un recorrido de más de 10 años donde podrás leer críticas cinematográficas y análisis fílmicos y de series de televisión.
Con el tiempo también fui dando cabida a otros géneros literarios como el relato, los aforismos y la poesía, hasta convertirse en la plataforma o revista multicultural que es hoy en día.